miércoles, 31 de diciembre de 2008

Chao 2008

Empujo despacio el cuadradito de plástico en el calendario y me quedo boquerón al caer en la cuenta de que se han acabado los días a rellenar. Se ha acabado el año. Joder, por qué nadie me avisa de estas cosas. Así que se ha acabado el 2008.

Estos días suelen ser propicios y hasta obligados para echar la vista atrás y vislumbrar entre la nebulosa que deja la rutina los trazos que nos han dejado poso durante los últimos 12 meses. Ya casi no recuerdo cómo era yo a principios de 2008.
Muchas cosas han cambiado desde entonces. Creo que yo era muy distinto. Era más joven, más decidido, más entusiasta. No recuerdo muy bien. Es posible incluso que fuera una lagarterana que hacía zapatillas de esparto en un pueblo perdido de Las Hurdes. Sólo sé que soy más viejo. Y más perro.

Igual le pasa a este 2008. Ya no se reconoce ni él mismo cuendo se ve allende febrero.Eramos más inocentes y pizpiretos. Creíamos en el creciemiento perpetuo de la economía. En el paro como entelequia de otros tiempos. Se hablaba sólo del cambio climático y del insultante precio de las lechugas y el petróleo.Y de repente, vino la crisis y se lo llevó todo. Se llevó nuestro candidez, rayana en la estupidez. Nuestra confianza en la apacible rutina, en el capitalismo light que te permite vivir sin pensar demasiado.

Y empezamos a ver cosas impensables. Adalides del libre comercio, como presidentes de eeuu, actuando como prebostes comunistas, nacionalizando bancos y reflotando gigantes del automóvil. Niveles de paro de cuando camarero era la salida natural para los licenciados de letras. Gentes y gentíos recuperando el calcetín de los billetes porque no se fían de los bancos.

No todas las sorpresas que trajo este 2008 nos dejan el cuerpo como de resaca de tinto con gas. Vimos a un presidente negro en Estados Unidos. Vimos inflarse los pechos patrios al son de la selección española que ganaba cosas en Europa. Incluso títulos. Vimos a Zapatero ganar unas elecciones al ritmo del sospechosamente manido y cacareado "Paña va bien" mientras Solbes mutado en Rey Mago del Euro regalaba billetes sobrantes de la seguridad social....meses antes de entrar en déficit. Vimos las chinolimpiadas, donde los chinos ya no eran el peligro amarillo que masacraba el tibet sino los amiguetes demócratas del este de ojos somñolientos.

Vimos todo eso sí. Pero si algo dejará este 2008 será la crisis. La Krisis. Eramos inocentes, tiernos, pizpiretos, pazguatos allá por enero. Hasta estúpidos incluso.
Y ahora somos más perros que hace 12 meses.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Madoff


Dios.Que nervios. Por ahí se acerca. Uno siempre se ha imaginado cómo tiene que ser un tipo que roba 50.000 millones de dólares. Incluso nos hemos imaginado serlo nosotros mismos. Me lo imaginaba llevando impresa en la cara una media sonrisa que diría: "sí, me habéis pillado pero sois unos pringaos". Rodeado de guardaespaldas vigoréxicos. Con un bronceado que ni Zaplana saliendo del solarium. Vestido de Armani hasta la funda de los juanetes. Y, no sé, comiéndose un bocata de Ferrero-Roché mientras Ambrosio le recoge las migas que le van cayendo de la comisura de los labios.
Pero qué decepción. El tipo me aparece al final de la calle luce un aire de carnicero entrado en las mismas carnes que mercadea entre semana. Luce un plumas del Eroski que destaca su oronda estampa. No le acompaña ni su perro y se zafa a golpes de los periodistas como un vulgar famoso de prensa del corazón. Pues el andoba este ha estafado 50.000 millones a los peces gordos de medio mundo.
Y todo mediante el viejo truco de la venta piramidal. Ya creíamos que eso pertenecía al pasado. Cuando te decían lo de vender cosméticos o productos de baño a tus familiares y amigos, ellos a los suyos y así hasta el infinito. Pues ahora resulta que no solo no está pasado de moda sino que puedes estafar una pasta con el sistemilla de marras. Claro que para llegar a esas cantidades no basta con engañar a Paquita, la del tercero y a Braulia, la prima del pueblo que no tiene muchas luces. No, no, nada de eso. Tienes que dar el palo a Botín, al del Santander, a los peces gordos de medio mundo. Es genial. Me imagino al Madoff ese en una recepción del embajador con el Botín:

-Oye, Botín, tío, te voy a ofrecer un negocio que vas a flipar, te vas a forrar.
-Cuenta, cuenta.
-Pues verás, mira, tú me compras unos bonos, luego los revendes...bueno, que te forras, ya te cuento luego los detalles, que no te quiero aburrir.
-Venga, va. Hecho. Luego te firmo un cheque.

Y así durante 40 años. Es genial el tipo. Es mi vocación frustrada, ser ladrón de guante blanco, forrarte a manos llenas sin un miserable rastro de suciedad en tus manos. Todo limpio, aséptico.

Además sale bastante rentable. Si robas una lata de Berberechos en el Carrefour, te dan una somanta de hostias en la trastienda. Si robas un coche, te sacan una foto de perfil y otra de frente con un letrerito entre las manos y te llevan a una prisión donde el jabón es juguetón y se resbala constantemente de las manos para alegría de algunos compañeros de condena.

Si robas tropecientos mil millones, te deberían decapitar un verdugo con Parkinson con un cuchillo oxidado si le aplicamos una lógica proporcional. Pero no. No es así. A nuestro amigo Madoff (pronúnciese meidof por gracia del presentador del telediario de turno) sólo le han puesto una fianza que ha pagado reduciendo a la mitad la asignación semanal de su perro. Ah, y le han puesto una pulserita de localización. No sabemos si es de Gucci o de ifssanlogán. Pero ahí va todo majo luciendo su pulserita. Lo máximo que le van a caer serán unos 7 años en neto. Y a la calle. Si es que encuentran a alguien para juzgarle. Porque el asunto se vuelve surrealista. El fiscal general se inhibe del caso porque su hijo está metido en el ajo. Y el inspector de la SEC que tenía que investigarle no lo hizo porque se beneficia de la hija del Madoff. Y claro, una cosa es el curro y otra cabrear el suegro, que no es cuestión.

Dios, es fantástico. Sale casi gratis la broma, te ríes de los jerifaltes de medio mundo. No te investiga nadie y no te juzga ni Dios el día del juicio final. Yo, cuando sea mayor, quiero ser ladrón de guante blanco. Madof, majo, dónde se aprende esto? Hay un master en algún sitio? What are you Made of, Madoff?

domingo, 7 de diciembre de 2008

Cena Torneo Puente Foral

Lucerita era alegre y simpática. Pizpireta. Amiga de sus amigas. Nunca nadie habló mal de ella. Bueno, a veces, Azucena le lanzaba alguna puya pero sólo era porque le tenía envidia. Lucerita era feliz y le gustaba pasear por el campo. También le gustaba Ojeroso, pero nunca se atrevió a decirle nada. Era pudorosa Lucerita.

Un día, Pedro, el ganadero le dijo que quería presentarle a unos amigos del ajedrez. Lucerita se puso muy contenta. Le gustaba conocer gente y, más aún, si eran ajedrecistas. Siempre quiso aprender a jugar al ajedrez. Pedro le dijo que tenía que ponerse guapa y la llevó a "el cuarto de maquillaje".

Allí, el malvado ganadero le segó la cabeza, la troceó y envió sus macabros restos al asador Olave.Allí, una panda salvaje de ajedrecistas del puente foral, lejos de apiadarse de la pobre lucerita, dieron cuenta de sus restos son bárbara saña. No hubo minuto de silencio por lucerita.

No presidió su foto la mesa. Nadie le enseñó a jugar al ajedrez. Solo hubo 20 ajedrecistas ansiosos, que dieron rienda suelta a sus instintos caníbales. Cuelgo su foto para advertencia de los lectores. Por favor, alejen a sus hijas de estas personas.Pues sí, tuvo lugar ayer la cena del torneo Puente Foral. Allí jugadores y mirones tuvimos ocasión si no de mostrar el ajedrez que llevamos dentro sí, al menos, la considerable y generosa capacidad de mandíbulas y saques.

Chuletón de categoría gran maestro al que no hicimos ningún asco y abundante caldo reserva al que le hicimos menos asco aún.

A los postres, el ínclito Yogur amenizó y amenazó la velada con lo peor de su repertorio vocal, que fue seguido y coreado por el resto de ajedrecistas comensales para mayúscula sorpresa del resto de cenantes del local. Basto y vasto repertorio el del lácteo individuo, que tuvo un rotundo éxito.

Tras la cena, los más animados se fueron a difundir el ajedrez por la noche pamplonica. Más de una farola habrá recibido lecciones sobre las últimas líneas de la Caro Khan. Servidor, víctima de mi brazo en cabestrante, por un lado, y de mi rígida moral victoriana, por otro, se fue formalico a casa.

Por cierto, Lucerita pudo disfrutar de un último acto de venganza, dinamitando el último empaste de mi muela. Maja era lucerita. Pero también rencorosilla.

martes, 2 de diciembre de 2008

Torneo puente foral. Kempezamos.

Manos a los trebejos. Manosear las piezas y centrarlas milimétricamente en sus casillas de salida. Arrojar mirada penetrante al rival. Ajustar el culo a la silla como si lo metieras a rosca. Y oír sin escuchar el escueto mensaje de bienvenida de Iñaki. Ya está. Empieza el Puente Foral 2008. ¿Qué plan hay mejor para pasar este puente que mover madera durante 7 o 9 días seguidos? No, no respondas. Es una pregunta retórica.Por lo visto ayer, pocos han venido de turismo a este intercambio civilizado de mamporros, que es lo que viene a ser un torneo de ajedrez.Echemos un vistazo a lo que dio el día de sí. Ojo, antes de nada, téngase en cuenta la pepinez congénita de este que lo narra sin ayuda de su amigo Fritz.

Geemes: Interesante partida de Llorente ante Herminio. Tras ganar la calidad, se la prometía felices el blanco. Pero los alfiles negros se convierten en bestias y Herminio tiene que ceder su calidad y dejar la torre encerrada tras el apuro. Cuando parecía que iba a ser deglutida, la salva por los pelos. Kanuten las pasó el manchego.

Buenas tablas de Mikel ante Ibrahimov en una partida donde se repitió tres veces la misma posición sin que lo advirtiera el azerí. Mikel lo reclamó, los árbitros se ganaron su sueldo en la reconstrucción y se firmaron tablas. En cualquier caso, la posición no parecía dar para mucho más.Mirzoev parecía tener una partida clara ante el costarricense Valdés. Sin embargo, tras la entrada de las torres, parecía el negro tener tablas por jaque eterno. Eso nos pareció al menos a los mirones. En cualquier caso, la opción elegida por Valdés sólo le sirvió para aguantar tres o cuatro jugadas más.Mal comienzo de Unai que tras lograr una buena posición contra Meijers, pierde con estrépito tras 2 o3 jugadas nefastas. Bueno, es parte de la estrategia. Acaba de montar en el submarino...

Empieza el espectáculo Naranayan. El indio aguanta una posición numantina con posibles pero difíciles tablas y remonta a Roi el final. Viene muy dura la adolescencia.En el torneo de emeis a destacar la victoria de Fayard ante Hernandez en un ajustado final. Brillante comienzo del francés, un clásico ya del puente foral, que el año pasado dejo a cero su casillero de palotes. Por otra parte, buena partida de López...si no fuera por esos dichosos aparatos que presiden las mesas y que miden el tiempo.

Cuando se acordó de mirarlo, le quedaba un minuto y poco después se le caían las piezas de las manos desaprovechando buenas opciones ante Ninov.Buenas tablas las conseguidas por Rada ante Marholev.Buena jornada en general. Un éxito la retransmisión en directo que no reventó ni se autodestruyó como suele ocurrir con el debút de estas cosas. Y ganas de mambo en los tableros que es lo importante. No se vayan todavía, que aún hay más...sólo queda una semana y pico...

domingo, 23 de noviembre de 2008

Don bonito y sor maravillas


Jueves 20 de noviembre. Estamos en Madrid. Es un día soleado. Sobrevolamos el parque del retiro. Los niños juegan en el parque. Los pájaros trinan en sus ramas. Las parejas hacen manitas en los bancos. Un día bonito. Perfecto. Angelical. Seguimos nuestro vuelo y entramos en el congreso. Un rayo de sol otoñal entra por la ventana e ilumina en la cara a nuestro hombre.


Nuestro hombre está feliz. Así lo muestra la dentífrica sonrisa impresa en su cara. Es un hombre bueno. Su mismo apellido lo dice. Bono. José Bono. Sí, ese que, cuando pronuncia una ese, parece que esté cocinando un gargajo en la faringe. Pero olvidemos este desagradable detalle y volvamos a Bono. El hombre Bono y Puro. Acaba de ser iluminado por el Señor. El Señor, por boca de su testaferro, Jorge Fernández, (vicepresidente tercero del pp y, a la sazón, miembro del opus dei) le ha pedido: "pon una placa a sor Maravillas en el congreso". La ínclita Sor Maravillas. Sor Maravilllas Pidal y Chico de Guzmán. Perseguida por los rojos en ese gobierno de Satanás que fue la 2º república. Verdad, Bono? Y beatificada por el Papa. Nuestro Papa. Ese Papa, algo miope para las vigas en los ojos de sus cruzados y tan quisquilloso para las pajas en los ojos descreídos. Olvidemos también este último comentario. Y volvamos a Sor Maravillas. Santa y Beata.
Pero, por favor, ¿Cómo le vas a negar una placa a alguien que se llama Sor Maravillas?!. Un Taj Majal habría que hacer en su honor y no una pírrica placa. Verdad,Bono? Claro está, puestos a poner placas, no se la vas a poner a esos rojizos desarrapados que se cargaron en la guerra y cuyos huesos entremezclados hozan por esos campos de Dios. Mi abuelo sin ir más lejos. Pero qué cosas tengo. Seguro que ninguno de ellos se llama Maravillas. Imagínate una placa dedicada a Manolo. O a Paco. No, hombre, no. Si pones una placa, joder, pues se la pones a Sor Maravillas, que viste más en un congreso. Verdad, Bono? Eso pensaba nuestro hombre. Bono, maravillas, opus dei, santa. Bonitas palabras. Qué podía salir mal? Pues qué va a ser, Bono? La envidia, el egoísmo, la traición. La tiña que te tienen. La consecuencia: el grupo socialista votaba contra su propio presidente del senado. Y la Santa se quedaba sin placa.

Ay, Bono, Bono, Bonito, ya lo decía Sartre: "El infierno son los otros". Tú tienes otra versión: "el infierno son los míos". Claro que tú eres más prosaico: Sobre tus compañeros de partido decías: "Son unos hijos de puta". Que sí. Que no sabías que había micrófonos. Pero, hombre, aun así, no sé si Sor Maravillas aprobaría tu vocabulario.

Vaya por Dios, Bono, Bonito (Barato?), qué ha pasado? Lo que iba a ser un bonito día otoñal, angelical y soleado, una oda a sor Maravillas se te ha convertido en un infiernillo. Tus compañeros ya no te invitan a cafés (ay, rencorosillos, dudas de la virtud de sus madres y se pican, cómo son). Y la santa maravillas se ha quedado compuesta y sin placa.

Dura es la vida. Bono.Bonito.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Homo boletus

Estás abúlico, desvaído, alelado, estudiando ceñudo la apasionante estructura de la telaraña del techo (no estaba ayer, no?). Y mientras piensas en el puto informe Torres, que acabas de presentar a tu jefe mal y tarde y que te ha costado algo peor que una bronca; una sonrisa condescendiente. Peor aún, unas palmaditas, que te han dolido como puñales y un "bah, no te preocupes" que te ha espetado con la misma cara con la que calcula los finiquitos.


En tu mano sostienes el maldito brebaje que expende esa máquina infernal, que se anuncia heredera de Juan Valdés pero que más se acerca a experimento fallido del profesor Bacterio. Regalas con una mueca de asco cada sorbo mientras sigues concentrado en el maldito Torres, en la telaraña y en la madre que los parió a todos.


Y entonces se acerca. Entra en la sala de descanso dubitativo. Mira a un lado y a otro y entonces te ve. Pone cara de "jode, qué sorpresa encontrarte aquí". Como que no sabe el jodido que te pasas en esa sala la mitad de tu horario laboral. Se dirige hacia ti con paso firme. Te pones en guardia. El cartel de peligro se marca en relieve en tu frente. Te olvidas de la telaraña. Te olvidas de Torres. Te olvidas de Juan Valdés. "Qué coño quiere este?".

- Qué? Echando un café? -te suelta el ufano colega.

- No, preparando la reunión del G-20, no te jode. Lo piensas pero no lo dices. En cambio, sueltas un manido:

- Aquí echando un cafécillo....

- Jode, qué mal está lo de la crisis eh...

Dios, este quiere algo, no hay que darle conversación.

-bueeeeno.


-Oye, por cierto....

Dios, peligro, defcon1, sabes que todas las frases que comienzan con un "por cierto.." acaban en marrón en el mejor de los casos y en desastre en el peor.

El tío continúa:

-Por cierto, tengo el chaval que juega en un equipo de baloncesto y, ya sabes, hacen una rifa para subvencionarse, ya sabes, los chavales que no tienen un duro, me comprarás unos cuantos boletos eh.

Te han cazado, estás desarmado, hundido. Abres la boca mientras imploras a tus neuronas que hagan la sinapsis a toda hostia y te busquen una excusa creíble. Pero lo único que sale de tu boca es:

-Eeeh?

Dos minutos más tarde, tienes 3 boletos en tu mano para la rifa de una motocicleta y 9 euros menos. El agresor ha huido con su botín mientras tú sigues boquerón sin saber bien qué ha pasado. (Por cierto, para qué coño quieres una motocicleta?.)


Yo te lo cuento, has sufrido el ataque del "homo boletus", una especie que aparece hacia octubre y que está armado con un taco de boletos para una rifa imposible. Estos violadores de carteras ajenas no tienen piedad, son letales, buscan tus momentos de debilidad, se aprovechan de tu capacidad de reacción, rayana en lo bovino, de los buenos sentimientos que aún te queden, del espíritu navideño que te pone tierno.


Y tienes muchos homos boletus cerca. Son primos, sobrinos, cuñados, amigos, amigos de sobrinos. Están acechando. Están ahí fuera.


Yo tengo el único arma que sirve contra ellos. El "Contraboletus". En cuanto se me acerca el "Boletus" de turno y desenvaina el taco, yo saco mi propio taco, del sorteo de mi club, y lo que el agresor pensaba sería un atraco a mano armada, se convierte en un inocente intercambio de papelinas. Tras el trueque, Boletus se aleja cariacontecido y yo, dos boletos que me he quitado.

Por cierto, para dar fe, aquí la dejo colgada. Comprate uno. Que toca. Que sí.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Doce segundos


Doce segundos. Pocas cosas son las se pueden hacer en doce segundos.
Desperezarse hasta que te crujan los huesos de la espalda. Rascarte discretamente la entrepierna mientras tu pareja ha ido un momento al baño. Asomar la cabeza por la ventana para ver si ha parado de llover de una maldita vez. Dar un par de vueltas a los chipirones en su tinta, que empiezan a pegarse al fondo de la cazuela. Estampar dos besos, tan sonoros como falsos en la cara de tu tía, la de Murcia, que se ha presentado de sopetón en tu casa.

Cosas que ninguna de ellas te dejará huella en tu vida. Para limón-1 doce segundos es exactamente una vida, la vida.

Ya me lo temía yo. A Limona, de color amarillo rabioso, se la veía primeriza como si llevara una ele colgada a la espalda. Estaba perdida, dando vueltas sin saber muy bien lo que se espera de ella, como buscando un manual que no iba a terminar de encontrar. Y llena a reventar con una tripa deforme y móvil, donde pequeños aliens exigían nerviosos una salida inmediata, en una versión imposible de los hijos devorando a Saturno.

Fuera de esto, observándolo todo, estaba dios. Un dios pequeño, miserable casi. Esa sombra de tamaño inabarcable que todos los días arroja comida desde el cielo. Yo mismo.

Tras muchas horas de dar vueltas de esquina a esquina del acuario, desfallecida y estresada (primer error), se quedó inmovil en una esquina del acuario (segundo error) a plena luz del día (tercer error) y rodeada por sus colegas de especie (cuarto error) .

Desde allí, empezaron a surgir desde la lanzadera de su culo el regimiento de guppys más breve que ha visto este acuario. El primero, en asomar su cabeza a este acuoso y jodido mundo fue Limón-1. Salió disparado hacia las plantas. Pero con Charlie a su rebufo, bien poco pudo hacer.

Doce segundos es lo que tardó Limón-1 en pasar del culo de mamá a la boca de Charlie. Toda una vida.

Sus hermanos tampoco tuvieron vidas mucho más largas; Limón-2 y Limón-3 dieron una exhibición de giros y requiebros entre plantas, troncos y piedras pero acabaron cayendo tras una vidas que no llegaron a los tres minutos. Limón-5 aguantó toda la jornada como un campeón pero no volvió a amanecer cuando volvieron a encenderse las luces al día siguiente.

El final de Limona fue menos piadoso que el de sus vástagos. Exhausta por el esfuerzo y el estrés cayó al suelo medio muerta. Y ese es el territorio de las gambas. Son muy cabronas las gambas. Se comen los cadáveres pero si alguien aún colea no le hacen ascos. Empiezan por las zonas más blandas. A limona se la comieron por la cola y los ojos mientras aún boqueaba. ¿Y qué hacía dios viendo todo esto? ¿salir en ayuda de sus "hijos"? No. Solo mirar. No soy el dueño de sus vidas. solo soy el bracero que les da de comer.

Por suerte, no todo acabó con tintes catastróficos. Limón-4 conseguió pasar desapercibido entre las hojas de la planta flotante y a estas horas aún pasea su dorso amarillo chillón por las plantas del fondo. Si aguanta, en 3 o 4 días, tendrá el tamaño suficiente para no caber en las bocas de sus primos y estará a salvo. Y en 3 semanas el suficiente para esperar la próxima remesa de recién nacidos para darles la bienvenida.

martes, 21 de octubre de 2008

in treatment


Me dicen algunos de me ajuntan que me estoy convirtiendo en un híbrido entre Mister Scroodge (el de “odio la navidad”) y el abuelo Cebolleta. Y que mis quejidos catódicos tienen un tufillo macilento a vejez prematura y a hernia de hiato. Aunque sólo sea para llevarte la contraria, perro (ya sabe él a quién me dirijo) voy a ponerme tierno como el osito Mimosín viendo Los puentes de Madison y voy a hacer una crónica en positivo.


Empezaba ayer una de las mejores series que se ha paseado por el rectángulo maldito ese. Se llama In treatment o En terapia y la dirige el hijo de García Márquez, que sabe Dios como ha acabado por esos lares. La serie es de la HBO, es decir, rara, no necesariamente comercial, y, normalmente, buena. Va de un psicólogo (sí, lo sé, tengo fijación con el tema, deformación profesional, qué le voy a hacer) y cada episodio es una sesión de terapia con cada uno de sus pacientes; uno por semana, el viernes el mismo terapeuta acude a terapia.
El formato es brutal, rompedor, sólo el terapeuta y el paciente hablando. Ese formato sólo puede ser un coñazo insufrible o una serie brutal. Se queda en lo segundo. Los actores están enormes; Gabriel Byrne, el terapeuta, inmenso, creíble hasta el punto de que dudo que sea actor realmente y no psicólogo. Dianne West, una de las mejores y más desaprovechadas actrices de jolybud está genial, borda el papel de Gina. El resto del elenco de actores fantásticos, (Dios, dónde se meten estos actores en el resto de las series, por qué a mi me toca siempre a resines). Las tramas, los guiones, el estilo de la serie no tiene nada que ver con lo que se ve por tierras de yankilandia. Sus guiones son duros, sin sentimentalismos baratos, sin héroes de pacotilla, sin ese maniqueísmo facilón que acaba contaminando las tramas de este tipo. Directo, humano, sin chorradas. Este tipo de series me hacen recuperar la fe en las posibilidades cinametográficas de un país donde la película más vista en estos días es “un conejito en el campus” (sic).

Así que toma nota. La estrenan en la Fox. Yo la verdad, la he visto en “el canal emule”; además creo que estas series subtituladas ganan mucho. Ya te la estás bajando (digo comprando) aunque sólo sea por compensar esa sobredosis de “Los Serrano”, "las tetas del paraíso" y "ceseí" “ que te has tragado en los últimos tiempos.

Eso sí, tienen que gustarte las series y películas de conversaciones largas y densas. Pongamos, esas pelis argentinas tipo "Martín h", o series tipo "doctor en Alaska".
Eso sí, después de cenar y con copazo para que baje, que viene durita la serie. Pero será lo mejor que hayas visto en una temporada.

jueves, 9 de octubre de 2008

Passangers,


-Qué?, vamos al cine?-

Cine?-me quedé absorto pensando un momento. Tras consultar mi base de datos cerebral, me salió: "Cine: dícese de ese lugar donde se ven pelis que no te bajas del emule". Tras valorarlo, respondí:- ....ah, ....vale-. La última que vi en cine no sé si fue E.T. No, igual hubo alguna más pero tampoco muchas.

La sesión de las diez es matadora para tipos como yo que a partir de las once nos empieza a faltar el azúcar en el Cebollo, Pero venga, que sí. A ver la cartelera...una así de acción que nos deje despierticos. Passangers, accidente aéreo. Joder, perfecto, no me voy a dormir mientras unos pavos se fríen en un supositorio aéreo gigante, no?.

Primera decepción, empieza la peli, y no hay MoviRecord! O me he quedado desfasado yo o esta peli es un bajón. No he visto ninguna buena peli que no empiece por el Movirecord. En fin, calma, que igual te equivocas y es buena.
Empieza la peli, el accidente dura 2 minutos; mueren todos y sobreviven 10 tíos. Y aparece la psicóloga de turno que los trata, Ana Hathaway. La Hathaway es tan creíble como psicóloga como mi pez Charlie. Y de expresiva, parecido...
La trama es un auténtico bajón; una lentíiiiisima sucesión de hechos inconexos que pretenden mantener tu interés y que lo único que mantienen despiertas son tus ganas de haber votado por la opción cena. Supervivientes que desaparecen, la infame terapia a que les someten. La inevitable historia de amor entre la terapeuta y el superviviente es predecible y ñoña hasta el vómito. Qué malo me pone que adornen las historias de amor con música de violines.
Pero peor aún es el final. No es ya sólo que fuera predecible, sino que es un plagio como una casa. Así por destriparlo, clavadito a El Sexto Sentido. Hasta mi vecina de butaca lo adivinó a pesar de haber regado mis oídos con sus ronquidos durante buena parte de la peli. De lo poco rescatable para mi, la interpretación de Patrick Wilson, uno de los guapos de moda en Hollywood. En definitiva, una burda copia de El Sexto Sentido, con una trama soporífera y un guión deshilachado que no hay por dónde cogerlo. De verdad, reservad vuestros 6 euros para empresas más dignas que las de ver este bodrio.

Por cierto, descubrí que soy el más corto del cine. Creo que soy el único que no se enteró del final. En fin, haré que me lo miren pero sospecho que lo mío no tiene remedio.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Torneo Orvina 08

Se perpetró el pasado sábado el torneo del club, del Orvina. Torneíllo de semirrápidas para que los más rápidos y viciosos del ajedrez foral maten el gusanillo y, los que puedan, se lleven unos euracos de recuerdo. Después de algún torneo que hemos jugado por otros lares este verano, que parecían estar organizados por Torrente y Amy Waynehouse a pachas, la verdad es que da gusto jugar algo bien organizado.

Orvinas a cascoporro salpicados de algunos de los ilustres del ajedrez navarro se apelotonaban a primera hora en la entrada de la calle valtierra. Jovenes promesas como Viñal o Antúnez, y el porrón de orvinas copaban los primeros del ranking. Y más arriba, el claro favorito, Huerga.
Os destripo el final: Huerga ganó con mucha facilidad, imponiéndose en todas las rondas menos unas tablas. Del resto, sólo seguían a rueda Viñal, que acabó tercero y, sobre todo, el incombustible Antúnez, que, con su habitual ajedrez surrealista, hizo un gran torneo, y acabó segundo.

En cuanto a nosotros, en fin, cómo lo diría: travieso es a Hitler lo que discreta es a nuestra actuación. Creo que se entiende.

Y en cuanto a mi actuación particular, me llevé nuevamente el set de vino (cortesía de los chicos del Casino, por cierto). Y van varios torneos consecutivos.

Mi psiquiatra afirma que no es casualidad y que acabaré en una casa rural donde diré frases como " llevo dos semanas sin probar el Rioja" y mis compañeros me contestarán "te queremos blas". En fin, cosas de mi psiquiatra. Glub, eso espero.

Bueno, buen torneo, buen ambientillo, unas risas, y como colofón, chuletón de recibo en el Uslaer del que dimos cuenta obviando cuchillo y tenedor, como dios manda.

Os dejo colgadas las preceptivas fotardos que para eso di la brasa con el dichoso artefacto.

sábado, 13 de septiembre de 2008

Agoreros


Esta semana te mueres. Tú. Y tu perro. Y tus ladillas. Y ese maldito cactus, que tienes medio seco en el aparador. Y tu vecino el del cuarto, el que pone boleros a toda hostia a las dos de la mañana. Y contigo toda la Tierra. Que sí, que lo dicen los agoreros.


Ya sé lo que quiero ser de mayor, agorero. Es fantástico. LLevaban unos años escondidos, camuflados de gente normal. Quizá te hayas tomado últimamente un big-mac al lado de un agorero y no te has dado cuenta. Pero en los últimos días han salido de su camuflaje y se han mostrado a voz en grito. Y justo con el tema que más orgasmos le puede causar a un agorero: el fin del mundo. Sí, los agoreros son esos seres que nos anuncian, nos anticipan, con golosa delectación, todas las catástrofes, males y desastres que nos van a acaecer próximamente. No es imprescindible que estén duchos en el tema a tratar. Vamos, que a lo mejor no tienen ni puta idea. Pero no importa. Te ofrecen un batiburrillo de jerga científica, tres o cuatro ideas sacadas del dominical, trufado todo ello con buenas dotes publicitarias que consiguen sembrar sino el terror, sí la congoja o la duda cuando menos.

Pues sí, en Suiza además de queso gruyere hacen aceleradores de partículas (espero que más sólidos que el queso). Este acelerador (lo he repasado eh) debe de ser un tubo de 27 km. donde las partículas chocan a toda hostia, millones de veces por segundo y se crea una energía descomunal, algo así como lo que sucedió a gran escala en el big bang. La gracia es ver si se encuentran las partículas (bosones o algo así) que surgieron en el big bang y que dieron pie a toda la materia del universo.

Pero claro, aquí es donde se frotan las manos los Agoreros. Dicen que esa peaso descarga de energía va a causar un agujero negro que se va a comer la Tierra desde dentro. Algunos dicen que hasta el universo. Nada de esperar al cambio climático, te vas en una fracción de segundo por el desagüe de un oscuro water suizo. Y lo mejor es que te lo dicen con la misma cara de sucio morbo del pedófilo que mira la guardería desde el banco del parque.

Pongamos un nombre: Otto Rosler, investigador alemán que no contento con vaticinar el bujero cósmico, pone una denuncia en la comisión de derechos humanos contra el cern por violar el derecho a la vida. Chico, qué caracter más recio. Cómo se pone por un agujerillo negro de nada. Como para darle un golpecillo con el coche al tipo este.

En otros tiempos, los agoreros vaticinaron desastres varios con el mismo resultado; catástrofes fisiológicas para el sur humano cuando el tren llegó a la velocidad de .....60 km. / hora, máquinas que se volverían locas y atacarían al ser humano con el efecto 2000.... Seguro que cuando Hueso Largo inventó hace 15.000 años la rueda había un agorero al lado que le dijo "eso no nos va a traer más que desgracias".

Pero los agoreros no sólo son científicos que predicen debacles universales. Todos llevamos un agorero dentro. Está tu pareja, que cuando llevas los brazos rebosantes de platos sucios a la cocina te dice con voz aflautada: "se te va a caer" o el amigo que tras decirle que te vas a la playa te dice: "buf, va a hacer malo, eh" . El mayor placer del agorero en cuando, por ejemplo, se te caen los platos al suelo y te dice todo excitado: lo ves? lo ves!

Pero lejos está de mi intención proponer exorcizar esta bonita afición y ahogar a nuestro agorero particular e incluso a los agoreros cósmicos. Que no, yo propongo sacar a nuestro agorero a funcionar a toda máquina. Quiero ser Agorero profesional. Como estoy en prácticas, voy a practicar contigo y te voy a vaticinar lo que va a ser el resto de tu día: la leche de tu desayuno estará cortada, el vecino, el de los boleros, se ha llevado tu periódico y pateará a tu perro, tu cactus va a secar, tu ladilla se va a poner de parto, la mayonesa se te va a cortar, va a llover. Y el preservativo que vas a usar va a tener la consistencia del queso gruyere.

Ala ya lo he dicho.

Y, lo dicho, anímate. Saca a pasear a tu agorero.


sábado, 30 de agosto de 2008

Bilbao, mierda, Rock n roll.

Entre montañas de basura, industrias, polución;
Bancos y la ría está el puto Botxo;
tráfico agobiante, pintadas y carteles,
no hay currelo, sólo miedo y represión
Bilbao, mierda, Rock n roll.

El estribillo de "bilbao, mierda, Rock´N´Roll", de MCD, describía a la perfección el escenario. Era un fondo de escritorio gris, sucio, insalubre, de un negro que sólo consiguen algunos entornos industriales radicales. Ese es el fondo que envuelve todos los recuerdos que tengo de cuando era crío. Teníamos la Ría, que perfumaba, y no de chanel nº5 precisamente todo el casco viejo y por donde flotaban indolentes todo tipo de objetos imposibles. Para cruzar el puente de deusto había que enterarse si había cristo en euskalduna. En el casco, un fin de semana de cada tres tocaba practicar los cien metros manifa. Y todo ello arropado de varios de los barrios o ciudades más contaminados de Europa (Erandio, Sestao). Nosotros no los veíamos como sucio, ni como negro, ni siquiera como desagradable, era nuestro marco. Nuestra mierda. Además, tampoco habíamos viajado a las Seychelles como para poder comparar.

Era la propia personalidad de nuestro botxo. Hacíamos chistes sobre supuestos turistas que acudieran a ver nuestro bilbo. Y casi alardeábamos de nuestra ciudad inhabitable.

Muchos años hace ya que no vivo en mi ciudad natal al igual que muchos de los míos. Y sólo acudo ya de ciento en viento al botxo. Eso me ha permitido ser un testigo alejado de la transformación. Primero fue el Guggenheim en lugar de euskalduna. Y a partir de ahí, el negro hollín empezó a desaparecer. Plazas de estética bolchevique se convirtieron en plazas verdes repletas de niños. El negro que teñia edificios y fábricas se fue borrando como si un dibujante de ciudades hubiera sacado su goma de marca "Milan". La Ría se fue poblando de peces!!, sí, esas cosas con aletas (hombre no son lubinas de ración, sino mugles, que comen mierda y rock n roll pero peces). Y los turístas virtuales de los que nos reíamos tomaron cuerpo y se conviertieron en riada por el centro.

Así que, en cada una de mis visitas a Bilbao, me encuentro un nuevo triunfo del verde sobre el negro. Una ciudad nueva que se abre paso sobre las ruinas de la que fue.

Supongo que es inevitable, natural y positivo.

Lo reconozco, ahora es una ciudad agradable y casi hasta digna de verse.

Pero, cada vez que voy, no puedo evitar sentirme un poco más desubicado en una ciudad que ya apenas conozco.

lunes, 25 de agosto de 2008

Torneo Aste Nagusia

Torneo internacional Aste Nagusia. Torneíllo de semirrápidas en pleno corazón de un botxo en fiestas. Una cita a la que raramente faltamos los ajedreceros del reino de la txistorra. Buenas fechas. Y ganas de perder el día moviendo madera. Buena excusa para huir de una casa que pedía a gritos “limpieza general”. Una manada de 9 bestias hambrientas componía el equipo de orvinos que allí nos presentamos. La organización logró aplacarnos a base de tortilla y choricillo, regados con tintorro, tras la segunda ronda.

Mucho y bueno es lo que hay que decir de este torneo. La organización es francamente buena, del que muchos torneos con más ínfulas deberían aprender. La puntualidad, prusiana. Y, sobre todo, son esos detalles, que hacen pensar que los organizadores piensan en la gente que participa en el torneo y no sólo en el master del universo de turno. Por ejemplo, pinchos para los participantes a media mañana , regalo de foto enmarcada en pose ajedrecística a todos los participantes, premios hasta el puesto 20, premios sorpresas que consiguen que la entrega de trofeos no sea el “coge el dinero y corre” en que se convierten muchos de ellos. El hecho de que todos los premios sean en especie también le da un encanto muy distinto al típico y frío cheque.

Todos estos detalles hacen del Torneo Aste Nagusia una de las mejores citas del año para los ajedrecistas de andar por casa como somos la mayoría.

Enorme trabajo de los chicos del Zuri Baltza. Zorionak. De verdad, invito a los organizadores de torneos del estilo o pretendidamente superiores que se den una vuelta y que lleven su libretita para tomar nota.

En cuanto al torneo, se imponía el gm cubano Abreu seguido de Mario, Santi Gonzalez y nuestro Garbisu.
Por nuestra parte, buen trabajo del equipo y logramos hacernos con un importante botín entre ribera duero y lotes de ibéricos varios. Cuidado con nosotros, el próximo año volveremos y esta vez con la furgoneta. Y no para que vuelva vacía precisamente.

martes, 19 de agosto de 2008

Campeonato de España por equipos: the lleida submarine

LLeida. Lérida. La FEDA continúa con su curiosa política turística que nos lleva a conocer los rincones más peculiares de la geografía hispana. Esta vez nos envía a la versión española del desierto del Gobi en la Cataluña profunda: Lleida.

A duras penas conseguimos hacernos un hueco en un hotel ante las manadas de alemanes que invadían la ciudad al reclamo de sus ardientes playas. Si cambias alemanes por moscas y playas por calles tendrás una foto bastante realista de la situación. Y allí aparecimos, un cascoporro de orvinas, dispuestos a dar mate a todo el que se nos pusiera delante. Bueno, o por lo menos, jaque.

Campeonato de España por equipos. Zona Norte. Una media durilla, al menos sobre el papel y como es costumbre, con los equipos catalanes como favoritos. Algunos de ellos, se presentaban ahítos de Gm-s, como la Uga, Lleida, o Montcada. Al final, fue la Uga la que se impuso de principio a fin del torneo. Y Montcada es quien les ha acompañado en el ascenso a división de honor. Lo cierto es que se nos escaparon en las primeras rondas y no pudimos hacer nada ya por alcanzarles. Sorprendente tercer puesto de la universidad de Vigo.

Navarra presentaba tres equipos por primera vez. A Oberena y a nosotros, Orvina, se sumaban este año los vigentes campeones de Navarra, los tudelanos del Santa Ana. Buena actuación de los Riberos, que estuvieron arriba casi todo el torneo, aunque una contundente derrota en la última ronda les enviaba al 16º puesto. Oberena tuvo una actuación más irregular y finalizaba en el puesto 14. Nosotros fuimos alternando, en las primeras rondas, actuaciones malas con otras directamente calamitosas. Por suerte, en las últimas rondas nos subimos al submarino y emergimos en una sorprendentemente digna 12º posición, la de nuestro ranking. De perder la camisa pasamos a salvar el mobiliario. Del nivel de juego que hemos exhibido mejor ni hablamos.

De los equipos vascos destaca la buena actuación de Gros, octavos, partiendo del 25 en el ranking. Más atrás quedaron San Viator y Batalla, que sufrieron en sus carnes el efecto anti-submarino.

La organización del torneo dejó bastante que desear. La sala de juego era como la Expo. Gracias a un singular aire acondicionado, en algunas zonas te tocaba jugar en el pabellón de Siberia y en otras en el del Sahara. Y en todas ellas, en el metro de Tokio en hora punta, por aquello del apiñamiento. Del hotel oficial, lo mejor que oí hablar era que el cocinero era Arguiñano. Pero el hermano que suspendió cocina en fp…Casi dejo a los afectados que esputen sus opiniones en los foros.

Porque nuestro hotel era de puta madre. Dios, cómo hemos cambiado. Antes en estos torneos nos hacinábamos montañas de orvinas en pisos de medio pelo al albur de un plato de macarrones cuarteleros. Y ahora a Orvina le ha llegado el Spa. Así que allí pasábamos rato entre piscinas, llakusis y baños turcos. Qué duro es esto de ser burgués.

Donde sí hemos mantenido el Elo es en el Bufet del desayuno. Allí contábamos con auténticos gm-s como mombi, minde o servidor, que hemos mantenido e incluso aumentado nuestro ranking ante el asombro de camareros y desayunantes en general.

Buen torneo en líneas generales. Cierto caos organizativo con el que ya todos contamos y que vemos ya hasta con cierto cariño. Para nosotros aceptable en lo deportivo y cojonudo en lo erótico-festivo. Y Lleida, a pesar de lo dicho, no es fea...del todo. Así que misión cumplida. Y a por el próximo. A ver si en el siguiente se dejan dar mate con más generosidad.

martes, 12 de agosto de 2008

Tipos deleznables

Yo soy un tipo de un natural tranquilo, indolente, tontorrón, abovinado incluso. Que no te muerdo en el ojo si me pisas descuidadamente la mano en la playa. Pero es que hay una manada de tipos miserables que me ponen malo. Aparecen en el salón de mi casa, como si nada sin que nadie les haya invitado. Y ahí están clavados en la pantalla de mi televisor con sonrisa bobalicona mientras yo aprieto los dientes y empiezo los ejercicios zen que me hagan olvidar sus vituperables caretos.

Ahí van unos cuantos:

Los pelochos: Dios, no me lo podía creer. Han vuelto. A mi no me engañan. Son los Chiquiprecios disfrazados. Ahora van embutidos en disfraces peludos pero son ellos. Dan botecitos, se ríen, y repiten hasta el vómito su repulsiva cancioncilla de “once, ocho ochenayochooooooooooo”. Dios, sólo pido una cerilla. Y una lata de gasolina. Y media hora a solas con ellos. Sólo eso, por favor.
http://es.youtube.com/watch?v=DZlmbA_BkPQ


La chica de Neutrex: Qué cosa tan miserable. La tipa consigue venir desde el futuro. Y qué nos trae? La vacuna contra el sida? El misterio del big bang? Un cereal que acabará con el hambre en el mundo? Noooo. Desde el futuro nos envían un híbrido entre princesa Amidala y Juanita Reyna y la cabrona de ella ha recorrido tropecientos años en el tiempo para traernos una puta lejía. Y se queda tan fresca. Ah, y también nos deprime un rato por lo horteras que vestiremos en el futuro…


El pavo de mediamarkt: Yo no soy tonto, dice el prenda. No se contenta el tío con tener una apariencia pegajosa y repulsiva. No. Aparece restregándose lascivamente con un cartel mientras el estofado amenaza seriamente con abandonar mi garganta por dónde ha entrado. Y esa cosa vende ordenadores? ¿Y me voy a ir corriendo a comprar un portátil porque ese engendro ha estado practicando el onanismo visual a dos metros de mi estofado??. Dios, quién hace estos anuncios, quién? Tú no eres tonto, no. Tú eres subnormal profundo.
http://es.youtube.com/watch?v=ZYF1fO_qw2A


La cosa que canta Balones y toallas: Eroski no quería ir a la zaga y contrata al cuate del de mediamarkt. Con sus pintas innobles y sus movimientos patéticos erótico-festivos entona otra cancioncilla rateril inacabable: "balones y toallas, vayas donde vayas”. Jode, se habrá quedado calvo el creativo con la rima.
http://es.youtube.com/watch?v=JE3xVyD6n3Y


El pavo de once ocho onceeeee:: Por lo visto los onceochos aglutinan a los mayores engendros de la caja tonta. En este caso, es una inmunda bola de pelo enorme con patas y sus igualmente deleznables gogos a juego, las que esputan en nuestros oídos la odiosa cancioncilla: “once ocho onceeeeeeeeee”.
http://es.youtube.com/watch?v=0AtMBapkOrE&feature=related


Rizo, el erizo infecto: Dios, con la de camiones que hay por las carreteras, algunos con 12 ruedas enormes o más y que ninguno le atine a esa especie de cucaracha con capuchón de espinas. Es una cosa engreída y chulesca que acaba hasta vacilando al psicoanalista (cómo no) argentino que le trata. Yo sí que voy a hacer la llamada del ahorro, pero al sicario que esté de guardia y así me ahorro el ahogarle con mis propias manos.
http://es.youtube.com/watch?v=WR3aygwmn88

El andoba de Bancaja, ahora sí, ahora no: Pepita no paga comisiones- y va y le planta el sujeto su enorme manaza llena de dedos en la cara: ahora no, ahora sí. Cielos, le metía yo sus partes innobles en una prensa hidraúlica y diría: a este tío le aprietan los huevos, ahora no, acciono el mecanismo: ahora sí.
Por Dios, que alguien acabe con ellos, que ya el zen no me sirve.

sábado, 2 de agosto de 2008

Charlie y la gula


Y el tío ahí se me queda, boquiabierto. Realmente no sé si pasa totalmente de lo que le digo, si está pensando si se ha acordado de sacar a descongelar el pollo o si mi poder de oratoria sigue en su línea descendente y ya balbuceo más que hablo. El caso es que llevo un rato hablando con él y no le he arrancado una sola sílaba.
El se escuda en su timidez, en su pasotismo y en que es un pez que está dentro de mi acuario y que los peces no hablan (siempre la excusa fácil). Charlie es el delegado sindical de mi pecera. Al menos, eso creo, porque es el único que se pega al cristal cuando me acerco. Estoy intentando negociar con él. Me voy unos días y la pecera se me queda sola. Estoy tratando de enseñarles el valor del ahorro como una virtud que les puede salvar la vida. Es decir, que si les doy el doble de comida, coño, que guarden algo para el día siguiente. Pero mis intentos están abocados al fracaso. Si les pongo el doble, se comen el doble. Y si es el triple, el triple que se meriendan los prendas. Hay quien dice que si les echas una cantidad desmesurada de comida revientan literalmente. Por suerte, no he llegado a comprobarlo.
Y mientras, ahí sigue el charlie absorto, impávido ante mis explicaciones y mirando obnubilado mi dedo derecho. Ya sabe el jodido que de ese dedo llueve comida.

Cuando compré la pecera no sospechaba yo el oscuro mundo interior de los peces. Creía yo, todo inocente, que con echarles comida y mantenerles limpia la casa era suficiente. Que nadarían ordenadamente por su 100*40 como si funcionaran a pilas. Pero no. No sospechaba yo que mi principal papel hacia ellos sería el de hacer de psicólogo. O mejor dicho, de piscicólogo.
Los peces son unos seres viscerales. Al menos, los míos. Son guppys casi todos. Y su principal problema es el estrés. Cuando una persona se estresa, se sepulta tres días en la cama, la emprende contra la loza de porcelana o le espeta, a su jefe, en medio de un aluvión de felipes, sobre sus muchas virtudes. Los peces son más radicales. Directamente se mueren. Si una hembra se ve demasiado acosada por sus galanes con aletas, se muere (soy testigo de que puede ser, en una pecera, un acoso 24 h., que no se entere la miembra de la Aído). Si les cambias los horarios, se estresan y se mueren. Si hay demasiada peña en el acuario, se estresan. En este caso, no se mueren; se comen a las crías, una efectiva medida contra la superpoblación. Y se muerden las aletas. Cuando hay poca comida, se comen a las crías. Y se muerden las aletas. Finalmente, si todo está al gusto de los señoritos, se dedican a follar todo el día y a parir continuamente. ¿Habéis visto alguna vez parir a un pez ?(estos son vivíparos). Salen disparados como misiles-conguito teledirigidos desde el culo de mamá peza mientras sus hermanos mayores los miran con la servilleta puesta y tenedor en mano. En fín, así es la vida de pez. Corta pero intensa. Seguramente, opinarán que nuestras vidas son largas y aburridas.

El caso es que tengo que llegar a un acuerdo con charlie para que se haga cargo de mantener el orden en mi ausencia.

Si no cuando vuelva, me puedo encontrar el acuario como un huerto cuya jardinera fuera Amy Waynehouse.

viernes, 25 de julio de 2008

Carta abierta a los productores de yogures

Estimados señores productores, apretadores de ubres bovinas, exprimidores de cuadrúpedos de pezuña, latifundistas y minifundistas de líquido blanco. Lecheros yogurteros en definitiva:

Respóndanme a una sola pregunta:

Por qué?

Permítanme antes que me presente: Soy un tío vulgar, de la calle, de los del montón. Si dais una patada a una piedra, quizá me encontréis agazapado debajo.

Pues bien, estaba yo el pasado viernes, un día vulgar, sin nada especial, entregado a mis vulgares y rancios entretenimientos cuando sentí uno de esos sentimientos mundanos y vulgares que tiene la gente como yo: hambre. –Coño- Me dije (los de mi calaña hablamos así) –Voy a hacer la compra-. Y me fui a dónde va la gente ordinaria a comprar: al hiper. Me hice una lista de la compra anodina: huevos, leche, jamón… Y yogures. Y qué yogures busca un bastorro como yo: pues eso, los más bastos: yogur natural. Sin nada más. Arranco mi vulgar utilitario y me planto en el Hiper donde a una piara de tipos como yo se les ha ocurrido la misma idea: comprar. Tras alquilar por un euro el pertinente carro de la compra enfilo directamente hacia el pasillo de los yogures.


Dios Santo, no hay un estante de los yogures, hay un pasillo de los yogures! Comienzo a recorrer con la vista por las filas y estantes. Un Txunami de yogures de mil colores parapetados tras un cartón abrazador se abalanzó hacia mis ojos. Casi todos de rabiosos sabores. Los primeros afirmaban tener sabores tropicales y lactobacilus y me lactobacilaban desde el estante más alto con sus colores chillones. Otros más cercanos al parecer estaban contaminados con soja, pero, lejos de ocultarlo, lo exhibían con letras gigantes.


Más allá están los que están rebosantes de cactus (aloe vera), espero que desespinados.

Sigo avanzando perplejo y descubro los yogures-abecedario: esos yogures enriquecidos con vitaminas A, B, C, D, E, B12. No especifican el oscuro laboratorio de donde los sacó el primo de Frankenstein que deben de tener trabajando para ellos. Y encima, los cachondos de ellos, se anuncian con mayúsculas como “totalmente naturales”.

Pero del laboratorio a la farmacia sólo hay un paso, como descubro al avanzar por el pasillo: Un batiburrillo de yogures-aspirina se atiborran en la zona media: los que tienen isoflavonas para la menopausia, otros tienen bacterias para las defensas que hacen que andes como si te hubieras comido una bombilla de 100 W.
Otros más te ponen los niveles de colesterol como los de un vegetariano rabioso. Algunos incluso se atreven con las funciones corporales más prosaicas. Son los yogures José-Coronado, aquellos que en cuanto te metes una cucharada en la boca, tienes que salir corriendo, arrancarle de los dientes el rollo al perrito de Scottex, y sumergirte urgentemente en el baño durante los próximos 15 minutos.

Según voy finalizando el recorrido del pasillo, los nombres de las sustancias incluidas en los yogures se vuelven más ominosos, como de arma biológica de destrucción masiva: aminopéptidos unos, bífidus o biófilus otros, ele-casei-inmunitas los de más allá.

Al finalizar la estantería, en un rincón miserable encuentro los naturales. Pero descubro que todos ellos están contaminados por una o varias de las sustancias anteriores.

Señores productores, insisto:

Por qué?
Por qué no puedo encontrar un simple y vulgar yogur natural, que no tenga NADA MÁS? Dicho de otra forma:
Por qué no puedo encontrar un puto yogur natural??

Es una especie en extinción??
Soy un tío jurásico porque me gusten los yogures sin nada??
Es necesario estar medio enfermo para comerse un yogur???
Fabricáis algún tipo de yogur que no haya inventado el profesor Bacterio????

Vaya en vuestro descargo que el resto de la compra también se ve cada vez más inundado por este nuevo tufillo a botica: lo que no tiene calcio, tiene omega3 o soja o bífidus o b12 o todo a la vez. O lo que quiera que se le ocurra insertar al fabricante de turno.

Pero, lo dicho; Señores, por Dios, por favor:

Quiero mi yogur natural virgen.

Espero tengan a bien enviármelo a la vuelta de correo. Si es que todavía existen....

Atentamente,

Blas Zeta.

viernes, 18 de julio de 2008

Sanfermines light



Desgañitadas ya las amígdalas de berrear “el probe de mi” y negros como el tizón los intestinos gruesos del kalimotxo ingerido.

Se acabaron los sanfermines.

El Fiestón más grande del mundo en una de las ciudades, reconozcámoslo, más beatas el resto del año. Media Europa se reúne en nuestras calles con el estimulante objetivo de ponerse hasta las trancas: Manadas de suizos con el estómago como un queso gruyere por el kalimotxo, suecos que se hacen los ídem del pedal que llevan encima, alemanas ebrias, que, por desgracia, no hacen lo que prometía la cancioncilla popular, portugueses “obrigados” a agarrarse a las farolas para no caer de bruces al suelo....

Una especie de megacebollón donde las huestes bárbaras se congregan en torno a la inocente suelta de ganado bovino por las calles.

Así que, a las ocho de la mañana, los escasos restos sobrios de estas hordas que han sobrevivido a la noche y medio mundo se pega al televisor para ver el exiguo trayecto de los bovinos cudrúpedos desde los corralillos del gas hasta la plaza de toros. ¿Y qué buscan todos estos ansiosos videntes y televidentes?. Averigüe el avezado lector:

a) A lo mejor les gusta la naturaleza, ingieren a diario los documentales de la dos y quieren ver el campestre paseo de las bestias
b) Les gusta mucho Pamplona y aprovechan para ver las calles de la ciudad
c) Sangre, sangre, sangre.

Pues claro que buscan sangre. Qué otra cosa iban a buscar si no? Cuando cornean a un corredor se echan las manos a la cara horrorizados pero con una sonrisilla malévola por dentro, como disfrutando del secreto placer de la desgracia ajena. Es el mismo morbo que atrae como moscas a los espectadores de un accidente de carretera.

Hay quien dice también que es un arte eso de la corrida delante del astado. De un tiempo a esta parte, han surgido como setas encierrólogos con master incluido que sientan cátedra sobre las nobles y egregias artes de la korrika. Con voz afectada, explican con displicencia a los legos las maniobras corporales a practicar en los encierros y alguno hasta nos da un cursillo sobre psicología taurina. Podéis verlos en cualquier telediario entre el 6 y 14 de julio de todos los años. Antena 3, con voz en off, anunciaba de uno que "vive por y para el encierro". Cuando estás dentro, eso no hay quien se lo crea, es una auténtica matanza; codazos, pisotones, empujones. Y acaba en el suelo desde Olaf, el sueco fiemo hasta las patas que corre con mochila hasta Patxi, el experto corredor que daba lecciones dos telediarios atrás.

Pero a lo que íbamos: lo que la gente quiere no es ver las carreritas de los divinos de turno, la gente quiere sangre. Y los navarros, como buenos proveedores, les dábamos a los clientes lo que pedían: sangre. Hasta este año. Que ha llegado el autobús negro. En lugar de ver toros sueltos por las calles forales corneando a diestro y siniestro, nos encontramos con una enorme masa negra cornúpeta que se cepilla en tres minutos el recorrido. El bicho lo único que ve de las calles pamplonicas es el esfínter del toro que le precede.

Todo ello ha hecho de los encierros un espectáculo francamente aburrido. Y no merecedor en cualquier caso, de los madrugones que se pega mucha gente de vacaciones para verlo . Sé de insignes mirones de este espectáculo que ya no programan sus despertadores esos días.

Y todo ello, por unos cambios realizados en aras de la seguridad. Que si han mejorado el agarre del piso, que si han modificado la curva de Estafeta para que no choquen los toros... Sabe Dios qué más han hecho: Que si les han puesto 4-*4 en las pezuñas o, a lo mejor, el señor obispo les ha echado unos sermones sobre el amor (limitado, ojo) entre bestias y hombres.

¿Y por qué había que cambiar nada del encierro?

Si tan importante es actuar “En aras de la seguridad”, les propongo un cambio más, que lleven a los toros en camiones. Así, la seguridad aumenta un 100%.

Lo que no se puede pretender es nadar y guardar la ropa. Si queremos seguridad: camiones para los toros. Y si queremos seguir siendo la principal fiesta del mundo: se deja como está. Si en época de los romanos, a los leones, en lugar de cristianos les hubieran echado unas salchichas oscar mayer, no habría habido romano que pagara la entrada para el Circo. Se habrían quedado solazándose en las termas tan ricamente.

Vale, que igual es un poco exagerado, que no se trata únicamente del espectáculo, hay una tradición detrás. Pero entonces, razón de más para no cambiar nada.

A ver, que no se trata de que las ristras de las vísceras vikingas cuelguen del cableado de Estafeta. Pero tampoco se puede convertir en algo tan aburrido como la retransmisión de una procesión de semana santa.

Así que, lo dicho; por dios, si los australianos quieren fuente de navarrería, se la ponemos el doble de alta si es preciso. Angelicos.

Y si hacemos un encierro, lo hacemos en condiciones. Y no la cuchipanda de vacas mansas de este año.

martes, 8 de julio de 2008

Investigadores



Y ahí estaba yo. Tan ricamente. Disfrutando de los últimos días de mi trigésimoequis cumpleaños y ya bien cerca de mi trigésimoequismásuno. Sin hacer daño a nadie. Sin arruinarme en psicólogos por la alargada e inquietante sombra de los cuarenta, allá en el horizonte. Haciéndole la autopsia a un pollo asado y dispuesto a verme el documental de turno sobre una panda de ñuses y seres bovinos varios que nunca llegarán a la treintena de una pieza, solo para darme el placer de verlos devorados por el león del sherenguetti de turno. Con un ojo vago y el otro poniendo el cartel de “indisposición momentánea, volvemos en un rato”. Tan ricamente, vamos. Hasta que llegaron los Putos Investigadores. Joder, pero qué les he hecho yo a estos tíos?. Alguna vez me habéis visto pegar a un investigador?. Sin causa justificada, digo. Pues, en cambio, ellos no tienen pasatiempo más jocoso que indigestarme los últimos bocados del muslo de pollo.


El final del Telediario. Es donde los presentadores aflojan el rictus tras un telediario generoso en muertos en inundaciones, euribores cabrones, y maltratos varios. Y les sale esa sonrisilla bobalicona. Es el momento de las noticias sociales. La Elena Resano, con gesto juguetón, nos suelta: “ los Investigadores (mayúsculas) han descubierto que el reloj biológico también hace estragos en los varones” Pone cara de estar pensando “ ahí os jodéis, maduritos”.


La siguiente imagen es la de la Investigadora: Tiene gafas (todos los investigadores tienen gafas, aunque no las necesiten), es fea (todos los investigadores son feos, que no os engañen las series), con esa cara acartonada y blanquecina de quienes pasan horas incrustando el ojo en el microscopio. Habla como el Oráculo, con la seguridad de un cura hablando de Dios. El siguiente minuto y medio escupe todos lo males apocalípticos que padecemos o habremos de padecer en breve los treintañeros: Tripas prominentes, calvas saharianas, pelos en partes insospechadas del cuerpo, carnes con la densidad del blandiblú. Pero es en la cosa sexual, donde abre los ojos y se relame de gusto en nuestras desgracias: eyaculación precoz, penes con la dureza de un plátano al que han dejado al sol tres días. Y añade: “Pero aún peor: espermatozoides vagos, enfermizos, con las colas tan juguetonas como las lápidas de un cementerio” . Imagino campos devastados con espermatozoides muertos o agonizantes, un panorama desolador, como un diccionario por el que hubiera pasado la ministra Aído.

Y sonríe satisfecha la cabrona con sus conclusiones inapelables. Y yo ahí con mi muslo de pollo congelado entre mis dedos, visualizando las epidemias que en cuestión de horas voy a empezar a padecer y haciendo apuestas sobre cuál de ellas será causa de mi defunción. Probablemente, la señora investigadora sea una fan psicópata de “La fuga de Logan”, aquella serie donde se cargaban a la peña al cumplir los treinta.


Y por qué no me dejará tranquilo la tía esa y los investigadores en general? No podían hacer estudios sobre la intensidad del mordisco de sus ladillas? O descubrir una ley que haga inversamente proporcional el sudor que chorrean sus cerebros y la distancia de sus parejas en la cama?. Hace poco se oían por la radio los nuevos estudios de sesudos investigadores. Esos estudios afirmaban que, tras estudiar con fruición la serie, habían llegado a la conclusión de que el campo de fútbol de Oliver y Benji tendría que medir 6.378 kilómetros de largo para que fueran posibles pases y carreras. Otro estudio afirma que calculando la distancia del pueblo que salía detrás de Heidi, su columpio debía medir 20,20 metros de alto.

http://www.youtube.com/watch?v=HXW31ZyorVA

http://forum.lawebdefisica.com/showthread.php?t=1477

Ese es el tipo de cosas que deberían estar estudiando y dejar tranquilos a los treintañeros con nuestras cosas. Todo el mundo sabe que las mayores mentiras empiezan con el epígrafe “ estudios recientes afirman…” o “se ha descubierto recientemente”.


Y ya nos estamos cansando de ver veinteañeros imberbes y sin sustancia copando los puestos punteros en los deportes, donde a los treinta estás en el asilo, en el cine, en los anuncios, en los trabajos. Ya podéis temblar veinteañeros, que un día de estos los de treinta nos vamos a sublevar contra vuestras hormonadas personas. Claro que para entonces, ya tendréis treinta vosotros…..

En fin, por el momento, no haré caso de la petición del Sindicato Unido de mis espermatozoides que piden demanda judicial contra la señora Investigadora por injurias y calumnias. Pero, por Dios, déjennos tranquilos, señores investigadores. A lo mejor podéis estudiar la fuerza de los pechos de Afrodita A. O una fórmula para calcular las arrugas de los calcetines de punto. Así estáis entretenidos.

miércoles, 18 de junio de 2008

Publicaciones

A mis treintaytantos años he visto cosas que ningún ser humano debería haber visto, he oído cosas a través de los muros de mi dormitorio que nadie debería haber escuchado, he probado platos que ningún ente con boca debería haber probado y he visto series que ningún cineasta debería haber perpetrado nunca.



Y, a pesar de todo ello, sigo siendo un tío bastante impasible. Mis amigos dicen que, en un primer contacto, parezco un tío frío, seco, circunspecto, y de poblado unicejo permanentemente fruncido. Luego ya, cuando se me conoce bien y me abro… es mucho peor.



Pero a lo que iba; los que no me conocen mucho dicen que soy un tío serio. De esa opinión era hasta ahora mi médico. Hasta el pasado lunes. Pero es que no pude contenerme. No soy yo un asiduo de las consultas de los galenos. De hecho, siempre que puedo acudo a los comprimidos caseros de ajo y agua y hasta al madero en la boca cuando duele. Pero bueno; mis males en la rodilla me llevan últimamente a frecuentar a esos tipos de bata blanca y letra ilegible.



Y hete aquí que me hallaba contándole de mis males y disloques cuando la vi. Estaba en un revistero colgado de la pared. Asomaba medio cuerpo pero su título se veía perfectamente legible. Era una revista periódica, de estas que suelen crecer en las consultas médicas como parte del mobiliario. Pero ésta era genial; sus autores, más duchos en conocimientos intestinales que en artes publicitarias no se habían andado con rodeos con el título: La revista se llama “Diarreas y Vómitos”. Primero, me brotó una sonrisilla en la cara, luego me empezaron a dar espasmos en las costillas mientras la cara se me iba desencajando y, finalmente, me empecé a descojonar a dos carrillos. Dios santo, cómo puede haber una revista seria que se llame “diarreas y vómitos”. Dios, necesito un ejemplar, saber de qué habla, qué artículos tiene, qué fotos.


Me imaginé a mi médica esperando ansiosa el siguiente número, con los artículos “diagnóstico de los tropezones más comunes”, "vómito o diarrea: una elección complicada, tú decides” , “la fabada, las judías verdes y yo: una historia acuosa” o mejor aún “cuando tu novio te dice, “cariño, me voy” a lo mejor no es lo que piensas” .

Claro está, no queda muy convincente partirte el culo mientras le cuentas tus físicas aflicciones a la señora doctora. No le confesé a la susodicha la causa de mi risión compulsiva. Sólo aludí a que me había acordado de algo. Tras acordar con ella un comprimido de Arcoxia cada 24 horas acabé como pude la consulta. Pero leí en su cara que mi credibilidad y mi imagen de tío sólido se había ido al garete. Pero la culpa es suya, cómo se puede exhibir impúdicamente una suscripción de “Diarreas y vómitos” y querer que la gente no se inmute. Uno puede ser de piedra. Pero tiene unos límites.
Hubo un tiempo en que me dio por comprar el número 1 de esas publicaciones de cualquier cosa que brotaban como setas en los kioskos hacia septiembre. Total, casi te los regalaban. Recuerdo uno sobre catástrofes navales, donde el cronista se deleitaba jocoso del húmedo y aciago destino de los pasajeros de los futuros pecios. A mi me maravillaba que hubiera gente que comprara esas cosas (ojo, yo sólo el número 1).


Pero la revista o publicación periódica mejor que ha existido ha sido, sin duda: "noticias del mundo", donde se narraba con una pulcra honestidad y rigurosa profesionalidad periodística las noticias más relevantes del mundo. Os dejo una portada. No tengo palabras.


sábado, 31 de mayo de 2008

Por Dios, salvad a los notarios


Primero fueron los constructores. Ahí los veíamos a los postres del telediario gimoteando como magdalenas mientras nos contaban con voz entrehipada las muchas y numerosas penurias por las que pasaban en estos tiempos de crisis inmobiliaria. Que es que ya, por no vender, ni la caseta del perro le encargan, oye. Y claro, pedían, qué digo pedían, suplicaban, imploraban, exigían incluso al gobierno unas ayudillas. Hombre, que es mejor de pedir que de robar.


Pero la congoja de nuestros compungidos corazones todavía había de enfrentarse a un panorama aún más desolador y congojante. ¿Los muertos por las riadas en China o Birmania? Nooo. ¿La hambruna en Africa? Peor. La reposición de Ana y los Siete? Más peor aún. Los notarios!

Pues sí, ellos no querían ser menos. Y en las páginas centrales del telediario de otra cadena allí estaba. El Señor Notario. El traje de Armani. Pero para darle algo más de efectismo a la noticia, la corbata algo descentrada y un mechón de pelo canoso alocado. El gesto serio, circunspecto, hondamente preocupado. Y va el hombre y nos espeta, así, sin anestesia ni nada, que sus ingresos han bajado un 30% a causa de la crisis inmobiliaria!.
Dios, qué mal cuerpo se me quedó. Pobre hombre. Pobre gremio.
Yo sé que tú en concreto no les tienes mucho aprecio. A esos esforzados obreros de la firma y el certificado por triplicado. Y qué te han hecho ellos? Acaso cobrarte unas miajillas por la firma de tu hipoteca? Hay, rencorosillos que sois. Tú no sabes lo duro que es ser notario. Esas firmas que te trituran dedos y muñecas. Esa ronquera crónica por pedirle a Merche a voz en grito que te fotocopie por triplicado estos papeles. Y no sólo eso. Cuando uno se hace notario, se producen unos cambios fisiológicos que hacen que el culo se te vuelva del tamaño de una paellera y el esófago sólo admita cosas como langosta o ribera duero.
Y ahora qué vamos a hacer? ¿Un 30% han menguado sus ingresos!!??. Por Dios, qué va a pasar ahora? Tendrán que comer pollo!, comprar en el eroski! Ver los pogramas en una tv de las de tubo!! Conducir un utilitario, que no sea coupé!! Despedir a Eustaquia y limpiarse ellos mismos los lamparones de los gayumbos!!!
Solo pensarlo se me ponen los pelos como escarpias.
Tengo que hacer algo. Y lo voy a hacer. He decidido crear una ONG para ayudarles. Se va a llamar "Save the notaries". Vamos a crear estanques públicos donde criaremos bogavantes para alimentarles. Granjas para criar faisanes. Nos inyectaremos el Cilit Bang en vena y dejaremos sus casas y gayumbos como la patena. Les pondremos Delicatessen low cost. Haremos un 3*2 en Lamborghinis.
Os invito a todos a que os apuntéis. Por Dios, por favor, por piedad. Tenemos que hacer algo. Si todavía te queda un resquicio de decencia, de piedad, de conciencia social llámame y sácate el carnet "I save the notaries".
Si no hacemos nada, la próxima vez que veáis a un notario podría estar comiéndose un bocata de chopped.

sábado, 24 de mayo de 2008

Venga chiki chiki



Cuando ves un programa en la tele y no lo quieres confesar hay que decir que "estabas zapeando y casualmente te lo encontraste". Bueno, pues estaba yo zapeando tan tranquilo, con el pulgar que le había dado el baile de san vito con los botones del mando. Y hete aquí que, casualmente, me encontré con una versión resumida de las canciones que se presentan a Eurovisión.

Cuando críos yo me acuerdo que nos juntábamos y nos metíamos una jartá de palomitas y chuches varios a ver los euroberridos . Entonces era un espectáculo más folklórico (o folklóriko-dantesco); así como de andar por casa. Por ejemplo, la representante griega, generosa en carnes, salía con un vestido típico griego estilo mesa camilla, que, seguramente, se lo había pedido prestado al mismísimo Demis Rusos (o como diablos se escriba). Y cantaba en griego, claro. Nos ha jodido.
En 2008, los tiempos han cambiado y ahora hay que ser moderno. Eso deben de pensar los sesudos ingenieros eurotelevisivos. Y el resultado es patético. La representante griega, sin ir más lejos, era un pseudosucedáneo chungo y empalagoso de Britni Spirs, que rebuzna con voz chillona algo así como " ai lof yu mai beibi". Y en inglés. Claro, hay que sacar votos y la europeña anda en griego más pez que lo que tengo yo en el acuario. Dios, eso sí que es lamentoso. Ignoro el extraño motivo por el que los griegos no ponen perdido el mediterráneo con sus vómitos compulsivos. Pero no sólo los griegos. Los serbios en vez de bombardear a los bosnios ahora nos bombardean con una especie de bakestritboi eslavo que debería ser declarado arma de destrucción masiva. Y la mayor parte de los países por un estilo. Todos con sus gazmoñas cancioncillas pop en inglés y sus intérpretes estilo "jo, ke buena/o estoy". Da grima verlos.

Bueno, todo hay que decirlo, hay honrosas excepciones. Como Finlandia, que trae, como suele ser costumbre, un jebuto salido de los aironmaiden de antaño (parece que a los nórdicos les pone). E Irlanda que, con una tronchante puesta en escena, pone a cantar a un gallo de trapo (ellos sí que han entendido también el surrealismo).

Y en esto que aparece Rodolfo Chiquilicuatre con su chiki chiki. Es genial. A mi me parece un espécimen de surrealismo puro. Yo soy acérrimo del surrealismo, que para mi es algo así como el absurdo con un mensaje detrás, escondido. Y El mensaje del chiki chiki es claro : se ríe del festival , se ríe, por qué no, de esa europa de postín y pajarita, se ríe hasta de sí mismo. Y nosotros con él. Creo que es de lo mejor que se ha enviado al festival. Porque ¿Qué es mejor: los baladeros frustrados de los 80, los deleznables pijoplayas del año pasado, el lalala de masiel? Anda ya.

Rodolfo es fantástico. Con su tupé del todo a 100, su estética perreante, su coro de aleladas pegys, su guitarra de juguete. Y lo mejor es que es un actor y que no se toma en serio a sí mismo. Es una canción para partirse el culo. Pero precisamente lo mejor de ella es que es nuestra representante oficial en el festival oficial europeo. A veces es difícil distinguir lo patético de lo surrealista pero en este caso lo veo muy claro: la barca que no encontraba la remedios amaya era patética, los graznidos de los oxigenados del grupúsculo ese de nash del año paso eran patéticos, el lalalá de la masticatanques (por su dentadura) de Masiel era patético.

Y el chiki chiki es genial. Vosotros haced lo que queráis que yo me hago un crusaíto hasta la cocina y me voy a desayunar. Y aupa chiki-chiki, que mola mogollón.

lunes, 19 de mayo de 2008

Crónica preferente por equipos. 6º ronda.

¡Qué cachondos! Me dicen los de bankinter que me actualizan. Suena tan fino. Podrían haberme dicho que me dan un leñazo que me dejan temblando. Pero ellos son muy finos. Me dicen que me actualizan la hipoteca. Podrían actualizarse algún órgano que les cuelgue de la entrepierna en lugar de mi hipoteca. Pero no. Me llega el sábado esta agradable comunicación. Ya me han amargado el día. Justo cuando jugamos contra la Tudela con mayúsculas del Santa Ana. Cualquiera se concentra así en el ajedrez. Durante todo el día sólo tuve en la cabeza hipotecas, economía, cuentas bancarias.

Volkswagen colaboró en la creación de un negro escenario económico para este día. Vamos en dos coches camino sur profundo dirección Ribera cuando a la altura de la calle Amaya , un Passat nos lanza una opa hostil contra el coche de Miguel hundiendo la puerta lateral. Bollo sin más consecuencias que el engorroso papeleo que conllevan estas cosas y la mala hostia justificada de Rada ante el asalto. El conductor afirmó no tener nada que ver con Santa Ana.


Así que negro se presentaba el día. Justos ya de tiempo, enfilamos la autopista sur y llegamos justo a tiempo de invertir nuestro capital en un menú del Casino tudelano, que, todo hay que decirlo, bien bueno que estaba. Buenos beneficios nos aportó, al menos, la operación gastronómica.



Contábamos para esta ronda con la colaboración de otros dos brokers de Condom: Ducret, que ya debutó con nosotros contra Oberena y Nicolás, que jugó el Puente Foral. Esperábamos buenos dividendos del mercado francés. Aunque al final, nuestros brokers acabaron broken.

A las 16 h. aparecimos en el parqué de la bolsa tudelana con estas ocho operaciones bancarias.

Kovaylov-Unai: Una holandesa donde Unai invierte con fuerza sus dividendos en el flanco de rey mientras Kovaylov lo hace en el de Dama. Ninguno parece obtener grandes beneficios pero Unai va agotando sus reservas de tiempo hasta entrar en números rojos de minutos. Kovaylov lo aprovecha para crear un peón pasado y Unai se declara en suspensión de pagos al no poder hacerle frente.


Rada-Starostits: Ante el doble fiancheto del letón, Miguel invierte en valores seguros y al final de la apertura logra un balance equilibrado en ambos flancos. Solo las extrañas maniobras de los caballos rivales parecen desquiciar al chantreano, que arroja un peón en el flanco de dama sin obtener claro rédito a su maniobra. En el final, Rada pierde oportunidades claras de tablas y el negro logra deshacerse del pasivo y obtener un peón neto de ventaja.


Roi-Navarrete: La apertura acaba siendo una india antigua, donde tras los primeros movimientos bancarios, ambos inversores enloquecen y empiezan a invertir en valores de alto riesgo: Navarrete hipotecando la situación de su rey en el centro y Roi con muchas de sus piezas en riesgo de embargo. Tras los apuros, Navarrete emerge con calidad de ventaja y el rey sólidamente instalado en el centro. Cuando parece que va a hacer caja , Roi consigue activarse y Sergio recoge dividendos y se conforma con las tablas.


Ducret-Lariño: Se presenta una típica india de rey con el negro arrojando peones en el flanco de rey y el blanco en el de dama. Las cuentas de Tomás en el flanco de dama quedan bloqueadas y Lariño emprende una agresiva opa hostil en el flanco de rey. Tomás aguanta como puede pero acaba con problemas de cash con un par de peones de desventaja (sin iva) y tras la invasión de las torres negras junto al rey, que en pocas jugadas, se declara en quiebra.



Luis Fernandez-Minde: Minde sorprende a Luis en una cuatro caballos desgravándo un peón de su patrimonio a cambio de mucho desarrollo y con la dama blanca devaluada por la falta de casillas. Minde no logra ahogar la economía del blanco permitiéndole cambiar todos los activos a excepción de las damas. En un final de damas con peón de ventaja, logra consolidar su ventaja con muchos apuros.



Nicolas-Sesma: Nicolas ya sabemos que es un inversor errático que suele invertir en cualquier valor extraño que encuentra. En esta ocasión, tras salir con 1.Cc3, parece apostar por valores seguros y sacar las piezas por los lugares normales, qué raro. Pero no podía durar; a la primera de cambio liquida una dudosa calidad por la pareja de alfiles y peón en séptima. Patxi se la anota en su haber con buen criterio y anula con facilidad la actividad del blanco anotándose el punto con buena técnica.



Victor Rodríguez-Iñaki: Iñaki vuelve a apostar por la holandesa. Como suele ocurrir en estas líneas los peones de ambos bandos se amontonan en el centro. Tras varias operaciones de cash flow, se cambian dama y piezas y se despeja el panorama. El negro parece lograr una tasación favorable tras fiscalizar un fuerte caballo en e5. Victor consigue interponer un fino e5 eliminando así esta ventaja y llegando a un final igualado. Al final, es el blanco el que logra ingresar un peón de ventaja pero con alfiles de distinto color y se llega a tablas.



Jiménez-Diego: Francesa del cambio con enroques en distintos flancos. En la apertura logro buenos activos con los caballos centrales contra la pareja de alfiles negros. Tras el f5 de Diego para expulsarlos, e6 queda débil, cayendo en pocas jugadas. El flanco del rey del negro entra en crisis y acaba en bancarrota tras la entrada de la dama. Aupa, Diego, un saludo.



Un balance algo pobre el que sacamos de nuestra tudelana jornada bursátil. Las cuentas no nos acaban de cuadrar. Nuestra ventaja en los últimos tableros se vio anulada por el buen juego de los tudelanos y adelante también escasearon nuestros réditos. Justa victoria de los ribereños como justa será su victoria en el Por equipos. Enhorabuena.

lunes, 12 de mayo de 2008

Crónica Por Equipos Navarra 08. 5º ronda.

10 de mayo.
Vienen los oberenos a apurar sus opciones de hacerse con el título de Navarra por Equipos. El clásico del ajedrez navarro que este año está mediatizado por la irrupción del Santa Ana de Tudela como claro favorito.
Las primeras sorpresas llegan con las alineaciones. Oberena no presenta su equipo más fuerte al no poder contar con Navarro y Borja. Por nuestra parte, debutan con el Orvina Ducret y Julien, dos franceses del Condom, un equipo con el que venimos colaborando últimamente, habiendo participado varios de los nuestros con ellos para la liga francesa, como Navarrete, Minde o Unai.

Estas fueron las partidas o, al menos, así las vimos:

Unai-Huerga: Una siciliana donde en pocas jugadas se cambia la artillería pesada, quedando el negro con un peón muy débil en a6 por la pareja de alfiles. Unai maniobra bien y acaba comiéndose el peón. Tras alguna imprecisión del negro se come un segundo peón y acaba ganando en el apuro un final de alfil y caballo contra rey.

De la Villa-Rada: Maestro contra alumno. Siciliana donde el blanco sorprende a Miguel con un a4 y en pocas jugadas parece cobrar ventaja. Miguel se defiende y tras varios cambios se llega a un final con peón de menos para el negro. Tras despejar totalmente el flanco de dama, el 4 contra 3 del otro flanco se revela insuficiente para ganar. Tablas.

Navarrete-Ugalde: Típica escandinava con mucho juego de piezas por el centro. Tras un error de Sergio, el negro se queda con dos piezas por torre y se impone sin demasiados problemas.

Vila-Ducret: Aurelio sale mucho mejor de la apertura consiguiendo peón de ventaja, alfil asesino en g2 y las columnas del flanco de dama. Ducret cierra el centro con d5 pero con la actividad del todas las piezas blancas pierde en pocas jugadas más. Buena partida de Vila.

Minde-Aguinaga: Tras una apertura anodina, Minde gana una pieza en un descuido de Aguinaga y parece que ganará fácil. Txus consigue reaccionar y poner en grandes apuros al oso. Este, al final, consigue sostener la posición y el punto.

Unanua-Iñaki: Una holandesa extraña, donde se cambian damas a las primeras de cambio. Pedro intenta aprovechar las debilidades del flanco de dama e Iñaki reaccionar en el centro y el flanco de rey. Ninguno consigue nada concreto y se firman las tablas.

Jiménez-Zamarbide: Una especie de dragón acelerado donde Dani cambia su alfil de fiancheto para doblarme peones del flanco de dama. Mi pareja de alfiles se queda estancada al bloquearse el flanco. Llegamos al control, yo por 2 segundos y Dani por 5 o 6 pero, sorprendentemente, no nos dejamos nada. Tras algunas maniobras, ninguno parece querer correr riesgos en la posición y lo dejamos en tablas.

Sempere-Julien: Sempere juega muy sólido la apertura y Julien entra en un enorme apuro de tiempo. Durante más de 20 jugadas tiene que jugar al toque un final de 4 alfiles muy igualado. Sin embargo, consigue crear dos peones pasados en el flanco de rey. Sempere reacciona y consigue colocar uno en d2. En un final de enorme tensión por el gran apuro (menos de un minuto) de Julien se llega a las tablas tras caer el peón de d2 de Sempere y sacrificar el alfil por los del flanco de rey de Julien. Elegante Sempere al no haber intentado exprimir el apuro del negro.

Empate a cuatro; un resultado que, en la práctica, no sirve ni a unos ni a otros y deja casi en bandeja el torneo para los tudelanos. Sin embargo, y a pesar de no debutar los franceses con buen pie, nos sirve al menos para seguir estrechando lazos con los ajedreceros de allende los pirineos.

viernes, 2 de mayo de 2008

En cuerpo y alma


Por fin. Siglos esperando y por fin se va a hacer realidad. Desde el inicio del cristianismo se ha producido un cisma insoldable. Cuerpo y alma. Del cuerpo se encargaban los galenos. Era simplemente una tinaja de carne que contenía al auténtico tesoro: el alma, de la cual se encargaban curas y sacerdotes.

Siglos después la situación no ha cambiado y los religiosos continúan despreciando la carne para centrarse en la salvación de las almas. Hasta ahora. Una noticia me recorría recientemente la médula espinal. Resulta que los curas, por vía de la piadosa Espe Aguirre, van a participar en Madrid en los comités de ética de los hospitales, incluyendo entre sus misiones la toma de decisiones médicas. Es fantástico. Por fin, las enfermedades de cuerpo y alma tratadas por un único especialista. Qué es eso de ir a confesarse primero y a la consulta del médico después? Eso está caduco.

-Padre, he pecado. Robo en el super, le he mentido a mi mujer y me toco pensando en la dependienta de la panadería. Ah! Y tengo almorranas y un dolor de cabeza que me está matando.

-Vale, hijo. Me rezas 10 avemarías y 5 padrenuestros y te tomas un ibuprofeno, hemoal 500 y unas pastillitas de bromuro después de cada comida.

Pero antes de llegar a eso, vamos a ver la línea que va a seguir la iglesia hasta entonces. Una de las principales áreas de actuación de la comisión ética de los hospitales va a ser la gestión de los cuidados paliativos para enfermos terminales.

Preguntado por el particular, el arzobispo de Pamplona, Fernando Sebastián (sic, el "nuestro") fue contundente y lapidario:

-"Jesucristo no recibió cuidados paliativos".

Así que está claro: contra el dolor de los enfermos terminales, una receta que no se encuentra en las farmacias: Ajo y Agua. En la peculiar y santísima mente de monseñor, los calmantes serán trampas de lucífer, los médicos, brujos del mal y las enfermeras, tentaciones lascivas.

Ya puestos, Monseñor, qué es eso de que los enfermos estén postrados en camas recibiendo atenciones?. Por qué no los crucificamos? La UCI sería un enorme campo de crucifixión. Y sus monaguillos irían fustigándoles mientras usía les arroja agua bendita y les va exorcizando. Así sí que sabrían lo que padeció Jesucristo y estarían más cerca suyo.

Y digo yo, Monseñor, en mi supina ignorancia: Jesucristo se comía los chuletones que usted se trinca periódicamente con sus colegas de mitra y copete? Y esparcía sus santas nalgas en un colchón de latex natura como lo hace su merced?

Pero dejémonos de demagogias y de fantasías teologales de nuestros prelados. Y alegrémonos del nuevo rumbo de nuestros guías espirituales. Esto es sólo el principio. Ahora ya no sólo van a salvar nuestras almas. Ahora van a ocuparse de nuestro cuerpo. Es genial. Tendremos vidas plenas. Como Dios. O será un viacrucis?




sábado, 26 de abril de 2008

Machismo light



Y ahí estaban ellas agitando las manos y dando manotazos al aire. El gesto, como insecticida dejaba bastante que desear, pero como demostración visual y efectiva de su queja quedó bastante claro. Al menos, para todos los que estábamos en la fila.


Resulta que, por mor de la meteorología, el avión aterrizó en Vitoria en lugar de en Pamplona. Así que fletaban autobuses hacia Pamplona. El autobusero había anunciado que sólo disponía de dos plazas para la próxima salida. Y dos tipos tan trajeados como presurosos acudieron ansiosos al reclamo, sin ofrecer caballerosamente sus plazas (eran los primeros) a las dos siguientes tipas, igual de presurosas y trajeadas. Pues bien indignadas que se quedaron. Qué vergüenza. Cómo podían ser los pavos en cuestión tan bastos y poco caballerosos? Qué maleducados y poco corteses. Y se quedaron tan panchas. Claro está que en el siguiente hueco que hubo en el siguiente autobús no se les ocurrió ceder sus asientos a nadie, faltaría más.

El machismo está presente hoy en todas partes. De una forma más sutil que antes pero sigue latente en todos las áreas de la sociedad actual. Pero es curioso que cuando el machismo puro y duro ha sido exterminado, al menos aparentemente, como valor social, hay una especie de machismo de baja intensidad que no sólo subsiste sino que está en auge últimamente. Y sostenido, sobre todo, por mujeres. O al menos, por algunas mujeres.

El machismo está presente en casi todas las sociedades y, por supuesto, en todas las religiones. Y la nuestra no es una excepción. A primera vista supone una gran ventaja para nosotros por lo que implica de supremacía de los hombres ante las mujeres. Sin embargo, a la larga creo que es más dañino para nosotros por el coste personal que supone desempeñar el rol masculino y la presión social que tenemos que soportar para ello.

Hoy en día, sin embargo, este formato ha adoptado formas más sutiles.

Pocos hombres y casi ninguna mujer, a fecha de hoy, se declararía machista o proclamaría la superioridad del hombre en ningún área. Sin embargo, muchas mujeres se sienten cómodas con las “atenciones” que supone este machismo de baja intensidad: que te abran la puerta, que te cedan el sitio, que te lleven los bártulos, que paguen la cuenta en la cena, que te lleven flores. Que el dé el primer paso en una relación. Que llame él. Pero no. Eso no es machismo. Dicen muchas. Es…(es qué?) educación…sí, es verdad, educación machista. Y para muchos hombres y, sobre todo, muchas mujeres esta actitud es compatible con una posición igualitaria entre sexos.

Eso me recuerda al típico caso de los que iban a las manifestaciones contra el imperialismo yanqui calzados con sus Nike, embutidos en sus camisetas Reebook y oliendo a colonia Adidas.

No se pueden crear una sociedad igualitaria mientras se apoyan las secuelas más benignas del caduco sistema anterior. La abuela diría que no se puede estar en misa y repicando. Los hombres y las mujeres no son iguales. Eso no hay quien lo niegue. Pero la carga de los roles masculinos y femeninos dificulta las relaciones entre las personas. Quizá se las facilite a quienes se sientan plenamente identificados con ellos. Pero entonces no vayamos de igualitarios.

Lo que creo que está claro es que no se puede jugar a las dos cosas a la vez.

Seguro que las tipas del autobús se creerán feministas concienciadas.
Yo, al menos, no cedo el paso en las puertas a las damas. A no ser que me lo reclamen a codazos.